Navigate Up
Sign In
Menu

Con el corazon alegre

Escrito por Padre Miguel Andrés Aguirre Bedoya
 
Image: Father Aguirre Bedoze concelebrates Mass for migrantsLa pastoral hispana para las comunidades inmigrantes que desarrolla la Diócesis de Grand Rapids, es realmente una iniciativa digna de reconocimiento, pues con ella se ve la bondad de un pastor y la preocupación por su rebaño. Hemos visitado un gran número de campos llevándoles la buena nueva de la Palabra y el pan de la Eucaristía, siempre recordándoles que Dios no se ha quedado en el tabernáculo del templo sino que camina con su pueblo como en tiempos de Israel. Qué bendición ver tantos laicos comprometidos y deseosos de compartir con sus hermanos la tarea de la evangelización. Qué alegría ver
estos rostros cansados por el peso del día, pero deseosos de alimentar su espíritu. Qué maravilla sentir
que Dios sigue actuando en medio de su pueblo y que todos sin excepción alguna cuentan para él.
 
Esta experiencia pastoral refleja claramente los deseos de nuestro Papa Francisco cuando nos invita a salir a la periferia en busca de las ovejas perdidas o del pueblo excluido, de aquellos que poco o nada cuentan para la sociedad. Visitar estos campos e interesarse por sus gentes, eso es impregnarse de olor a oveja; compartir con ellos y escuchar sus historias eso es sentirnos prójimo; llevarles los sacramentos y fortalecer sus espíritus eso es hacer Iglesia; una Iglesia donde hay lugar para todos y donde todos se sientan hermanos.
 
También para mí la experiencia es muy enriquecedora, me voy con el corazón alegre y lleno de gratos
momentos; me llevo la sonrisa de tantos rostros que no se dejan abatir por las dificultades del día a día, sino que buscan motivos para seguir luchando en busca de un mejor porvenir. Me voy lleno de regocijo por haber descubierto el rostro de Dios en mis hermanos latinos que llevan impreso el don de Dios. Una vez más descubrimos que, aunque misioneros, nuestra labor no es la de llevarle a Dios al pueblo pues ya él está allí, nuestra labor es recordarles simplemente que no están solos, que el Emanuel está con ellos.
 
Señor, qué abundante es tu mies, envíanos muchos obreros capaces de ir por todo el mundo anunciando la buena noticia de la salvación, abre nuestros corazones a la experiencia del amor para que sepamos que realmente hay más alegría en dar que en recibir.
 
Image: Padre Miguel Andrés Aguirre Bedoya Padre Miguel Andrés Aguirre Bedoya es un sacerdote de nacionalidad colombiana perteneciente al Instituto de Misiones Extranjeras de Yarumal. Fue ordenado el 22 de Junio del 2013. Su primera misión como sacerdote misionero fue en el norte de Camerún (África) pero por motivos de seguridad (presencia del grupo islámico terrorista “boko-aram” en el lugar), fue enviado a costa de Marfil donde trabajó como vicario de la parroquia Nuestra Señora de Cana. Desde el año pasado el padre Miguel Andrés asume la dirección de un centro de formación para futuros sacerdotes misioneros.